Foro Facebook Twitter Youtube RSS Contactar
En IML todas las sesiones de depilación láser
se realizan bajo control médico presencial en el área de tratamiento.
El tipo de láser a emplear en depilación
varía según el tipo de pelo y piel.
La depilación médica con láser obtiene resultados
muy superiores a la que se realiza en centros no médicos.
IML mantiene la plataforma láser
para depilación más completa y actualizada.
La eficacia de nuestros tratamientos de depilación
es fruto de la continua actualización de los sistemas láser.
  

La depilación láser¿Cómo se realiza una depilación con láser?

En primer lugar, se debe estudiar el tipo de pelo y piel del paciente para valorar si la sesión de depilación está indicada. 

Es preferible que exista pelo en crecimiento para garantizar mayor grado de eficacia y mayor porcentaje de eliminación de pelo por sesión. Por este motivo se recomienda no depilar con extracción (tipo cera o pinzas) antes de la sesión de depilación láser. Una gran parte del calor que se genera en el área folicular se debe a la absorción de la luz que realiza el pelo y, si éste no está presente, el grado de calentamiento alcanzado puede ser insuficiente. En ese caso, es posible que, en lugar de destruir el pelo, se miniaturice. 

Depilación Láser

Es importante comprobar, en todos los casos, que no existe una alta concentración de melanina en la superficie cutánea, fruto de un bronceado reciente. Una vez hemos comprobado este punto y el calibre y coloración del pelo, podemos elegir el tipo de láser ideal y parametrizarlo a la medida de las necesidades del paciente. 

Si bien la presencia de pelo es importante para la eficacia, lo ideal es que el pelo esté bastante corto al realizar la sesión, se debe rasurar la zona a tratar o al menos se debe dejar el pelo con sólo 1 ó 2 mm emergiendo sobre la piel. Esto debe hacerse por varios motivos: 

  1. Porque el pelo externo absorbería una energía que se quedaría por fuera del folículo y no tendría efecto terapéutico, es decir, sería una parte del pelo que competiría con el concepto de eficacia.
  2. Porque la queratina huele muy mal cuando se quema, y el tratamiento se hace más desagradable para el paciente y para el médico.
  3. Porque la queratina externa puede calentarse de tal manera que, al derretirse sobre la piel y caer sobre esta en cantidad importante y muy caliente, puede quemar ligeramente la piel. Se pueden producir quemaduras del tamaño de la cabeza de un alfiler que son debidas a esto.
  4. Porque cuando hay pelo largo presenta en la piel durante la sesión, la depilación resulta mucho más molesta.

La realización de los disparos del láser o del equipo de luz pulsada debe realizarse con calidad y precisión, de forma uniforme, en forma de cuadrícula o red, procurando cubrir todo el área con pelo de disparos sin solaparlos más del 30% y sin dejar zonas sin tratar. Además, lo correcto es disparar con la pieza de mano del equipo orientada de forma perpendicular a la piel, para producir así el menor grado de scattering o reflexión posible y ganando mayor eficacia en la sesión. 

Cómo se hace la depilación láser